La fábrica de IKC

Nuestra fábrica se encuentra en el este de China, en la ciudad de Jiaxing, a media hora de viaje desde Shanghai. El establecimiento de la fábrica en China en 2007, su ubicación geográfica y la cultura china contribuyeron a la filosofía de nuestra empresa. En la fábrica, los conceptos de juego se producen con un enfoque en el valor de juego y la calidad. Con una pasión por la calidad y el atractivo, IKC ha ganado una sólida reputación internacional.

Elección de materiales

Todos los materiales que utilizamos para nuestros productos son siempre de alta calidad, esta elección se basa en la idea de que sólo las mejores materias primas se pueden utilizar para producir un producto perfecto.

Nuestros productos están hechos de madera de haya certificada FSC y MDF, lo que hace que el producto final se sienta cálido y sólido. Nuestros conceptos de juego están pintados con una laca sólida resistente al agua, antibacteriana y resistente a los arañazos.

El proceso de fabricación

Una vez que los marcos de madera tienen la forma correcta, son serigrafiados. Esto garantiza que todos los productos sean de alta calidad y sean agradables para los niños a medida que mueven sus delicados dedos sobre los diferentes estampados y patrones. Los módulos de juego de madera se pulverizan en color. Esto se hace en cabinas especiales de pulverización donde se recogen las partículas de pintura para evitar que terminen en el medio ambiente.

Los productos se comprueban para certificar la seguridad y posibles defectos antes de ser embalados. El embalaje está diseñado de manera que los productos no se puedan dañar durante el movimiento logístico de la fábrica al destino final. El cartón corrugado es de alta calidad y puede ser reutilizado por IKC y por el cliente. La fábrica utiliza el menor plástico posible y recicla tanto como sea posible.

Serigrafía tradicional

El proceso de fabricación. Las impresiones que se encuentran en los productos IKC han sido creadas especialmente por nuestros diseñadores gráficos para que puedan imprimirse en nuestros sistemas de juego con el método de serigrafía.

Esta técnica clásica del siglo XVI tiene su origen en Japón. La impresión se realiza a mano por nuestros especialistas en serigrafía y cada color se imprime por separado.

IKC elige utilizar este método tradicional porque las manos de los niños siguen siendo tan sensibles que realmente pueden sentir las diferentes capas de impresión. Esto estimula su curiosidad y coordinación de manos-ojos.